viernes, 3 de febrero de 2012

Ejercicio de pintura clásica. Madona de Rafael

Es algo que tenía pendiente hacer y lo iba aplazando.
Me daba respeto, pereza, vamos que no apetecía nada. Creo que hacía algo así desde que estaba en el colegio...
Cuando finalmente me decidí,  la primera dificultad fue elegir el tema y ahí empecé a cambiar de actitud. Vamos que disfruté como una enana buscando por Internet, hojeando libros, revisando postales... La cantidad de material acumulado era importante, pero finalmente encontré la imagen de esta  Madona de Rafael. Realmente no recordaba este cuadro, ( recordaba otros de Rafael representando a la Virgen con el Niño, o con ángeles ) y cuando lo vi, supe que era el que quería pintar.
Una vez elegido el tema, lo cual me llevó lo mío, había que ponerse manos a la obra. Y he aquí el gran problema: quería plantearlo respetando lo máximo posible el espíritu del original: serenidad, ternura y un cierto dramatismo renacentista, pero un poco a mi manera sin intentar hacer una copia sin más y teniendo en cuenta las limitaciones y ventajas de la acuarela con respecto al óleo.

Pues eso, ahí va. Entiendo que a algunos no os guste,  e incluso os horrorice, pero deciros que me lo he pasado genial realizándolo, he disfrutado como nunca pintando,  aunque sólo fuera por la sensación cada vez que miraba el original (la reproducción del original ) y descubría los  contrastes,  los matices , las sombras, las luces...



1 comentario:

  1. te ha quedado precioso.......me encanta el conjunto.......UN SALUDO

    ResponderEliminar